Productores de papa alertan sobre retraso en la importación de semillas

El sector no sabe ni la fecha,   ni la cantidad ni la empresa que traerá el insumo

El 30 de julio pasado los productores de papa de todo el país llegaron a varios acuerdos con el Ejecutivo: el primer punto de consenso fue que se respetase el cambio de 6,30 bolívares por dólar para la importación de semilla en la próxima siembra; también convinieron que sería Agropatria la entidad que traería el insumo para mantener los costos de producción; además, quedó establecido que se revisaría la cantidad que se necesitaría importar para cubrir la demanda nacional.

Hasta el momento, ninguno de esos acuerdos ha sido ratificado, revisado o comunicado oficialmente por el actual ministro de Agricultura y Tierras, José Luis Berroterán.

“Tememos que estén haciendo algún cambio a los acuerdos, nos preocupa que a la fecha no se han reunido con nosotros. No sabemos cuándo se hará la importación de las semillas, ni qué empresa las traerá ni a qué precio”, señaló Aldemaro Ortega, presidente de la Asociación de Papas de Carabobo (Asopapa).

Ortega explicó que la única forma de mantener los costos de producción en bajos estándares es que el Gobierno respete los acuerdos a los que llegó con los productores.

“Nos interesa minimizar los costos de producción por hectárea. El año pasado producir una hectárea de papa costaba 120.000 bolívares, si nosotros logramos concretar lo que acordamos con el MAT, mantendremos el precio del kilo de papa en 14 bolívares; de lo contrario, se nos hará imposible vender a ese precio”, dijo el presidente de Asopapas.

Por otro lado, el rendimiento de la producción de papa dependerá de la calidad de la semilla que importe Agropatria, y que sea verificada por los productores.

“En promedio, con una buena semilla como la del año pasado, el rendimiento oscila entre 12.000 y 25.000 kilos por hectárea. Pero si no se traen las semillas de calidad óptima, la producción será baja y no alcanzará a cubrir los costos de producción”, explica Ortega.

Por otro lado, la importación de semillas debe superar las 7.000 toneladas para poder cubrir la demanda del país. Ortega asegura que el año pasado esta cantidad no alcanzó para la totalidad de los productores ni para el rendimiento nacional.

“Para la siembra todos los años se traen dos cargamentos de semillas de papa, un primer barco que llega en noviembre con 3.500 toneladas y otro en enero que trae otras 3.500. Este año solicitamos que se nos dijera quién iba a contratar la semilla para poder hacer pedidos más grandes que logren cubrir la demanda nacional”, dice Ortega.

Los productores de papa esperan por una reunión técnica de emergencia con el ministro Berroterán a fin de asegurar que la siembra de papa se ejecutará a tiempo, con una semilla económica y de alta calidad que pueda rendir lo suficiente para cubrir los costos de producción agrícola.

“Nosotros emitimos una solicitud de audiencia con el nuevo ministro y viceministro, Agustín Riger. No nos han dado respuesta y el tiempo pasa, el 1° de noviembre se comienza a preparar la tierra, por lo que requerimos las semillas a más tardar en octubre; por eso, necesitamos saber cuándo será la importación”, expresó el presidente de Asopapas.

Costos apretados

La mano de obra de la cosecha de papa que concluyó en marzo de este año cobraba para entonces 150 bolívares diarios.

Para la próxima siembra, que se inicia el 1° de noviembre, los trabajadores han advertido que el jornal diario costará 250 bolívares. Este aumento, de más de 67%, impactará en el costo de la producción del kilo de papa para el próximo año.

“Este año, aunque nosotros vendemos el kilo a precios razonables, los intermediarios hacen que llegue al consumidor hasta en 80 bolívares. Si nuestro kilo sube, hay que imaginarse cómo elevarán el precio al consumidor”, advirtió Ortega.

Este año las hortalizas y las verduras constituyen uno de los rubros que más han influido sobre el promedio de inflación nacional. Fuentes del sector aseguran que este año la inflación agropecuaria podría llegar a 60%.

“Cuando los intermediarios se llevan la papa del campo, de inmediato encarecen el producto, por varias razones, entre ellas porque la mayoría no son financiados y porque ajustan precios según inflación”, explica Ortega.

Organizaciones de paperos como Funda Proandes, la Asociación de Productores de Papa de Mérida, Apropapa Lara, la Federación de Paperos de Venezuela y y Asopapa de Carabobo enviaron un comunicado al MAT en el que describen la situación del sector y el riesgo de que aumenten los costos de producción este año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s