La sequía tiene en jaque a la Costa Caribe Colombiano

Más de 10.000 reses muertas de sed, la producción lechera en descenso y cultivos de maíz, palma africana y yuca arrasados, son tan solo algunos de los estragos que deja la sequía en algunas zonas ganaderas y agropecuarias del Caribe colombiano.

En el Atlántico, las consecuencias las padecen los ganaderos y agricultores del sur, en donde la producción lechera cayó de 32.000 litros al día a 10.000; y cultivos tradicionales como el maíz y la yuca prácticamente desaparecieron. “Hasta el maíz que se les echa a las gallinas toca traerlo de otra parte”, aseguró el presidente de la Asociación de Pequeños Ganaderos y Parceleros de Manatí, Fernando Cueto Ortiz.

El verano ha secado jagüeyes (pozos artesanales) y pastizales, lo que prende las alarmas de las autoridades, en especial en el norte del departamento donde no llueve desde noviembre del año pasado.

Según la Asociación de Ganaderos de la Costa Norte (Asoganorte), el impacto no se ha trasladado al precio de los consumidores.

En el Magdalena y La Guajira el gremio bananero pidió declarar la calamidad pública debido a la afectación por la falta de lluvia que tiene muy disminuida la producción de los cultivos.

Así mismo, el Comité de Ganaderos de La Guajira informó que, en lo que va del año, han muerto más de 7.000 cabezas de ganado, mientras que el secretario de Desarrollo Económico del departamento, Rodrigo Daza, sostuvo que 3.679 animales entre ovinos y caprinos han muerto, según cifras oficiales. De acuerdo con Daza, más de 10.000 hectáreas de tierra han dejado de ser productivas.

En el mismo sentido, alrededor de 2.700 hectáreas con productos de pancoger se han perdido. “Los funcionarios llegan, presentan la oferta institucional y se van corriendo, porque no conocen la dimensión de la crisis”, sostuvo Rubén Fuentes Aragón, presidente del Comité de Ganaderos de Riohacha.

En el Cesar, los gremios del sector agropecuario han hecho un llamado a una cruzada para disminuir los embates de la sequía, donde las pérdidas son incalculables.

Según manifestó Joaquín Tomás Ovalle, presidente de la Asociación de Productores Agropecuarios (Aproagro), en leche diariamente se pierden $ 460 millones, teniendo en cuenta que la producción ha disminuido el 50 por ciento y aproximadamente han muerto 3.000 cabezas de ganado.

Los cultivos también han sufrido reveses especialmente en Curumaní, norte del Cesar, donde en arroz se ha perdido el 40 por ciento del área sembrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s