‘Mamá Rosa’, la casa del horror en México

Padres de niños al cuidado de la casa-hogar La Gran Familia piden información a un agente federal.

Conmocionados, padres y otros familiares no salen de su asombro al saber que 458 menores fueron hallados en condiciones infrahumanas en un internado en Zamora (Michoacán, oeste de México), donde, según las autoridades, se los forzaba a mendigar y se abusaba sexualmente de ellos.

“Llegamos ayer (martes) en la noche. Salimos corriendo cuando vimos las noticias”, explicó Lucía Carranza, quien tiene a un niño de 5 años internado en la casa hogar La Gran Familia, conocida como ‘Mamá Rosa’, por Rosa Verduzco, su directora por más de 40 años. El lugar está situado en una zona residencial del municipio de Zamora, a 425 kilómetros al noroeste de Ciudad de México. (Lea también: Jóvenes rescatados en México denuncian abusos sexuales y maltratos).

Este miércoles, muchos familiares buscaban información frente al internado junto a personas que llegaron desde municipios de la zona y puntos alejados, como la capital mexicana.

Pretendían recuperar a sus hijos, que seguían dentro de la casa a resguardo de las autoridades federales. Allí permanecen las 596 personas –458 menores y 138 adultos– localizadas el martes en una operación en la casa hogar, tras denuncias de que había niños retenidos en este albergue, que por años fue apoyado por políticos de Michoacán.

Según los primeros testimonios, Rosa Verduzco, fundadora del establecimiento, y sus trabajadores infligían “abusos físicos y psicológicos” a los niños, dijo Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General.

Los niños eran obligados a pedir limosna, dormir en el suelo entre ratas y chinches, y eran alimentados con comida en mal estado, señaló. Algunos también sufrían “abusos sexuales” y tenían “prohibido abandonar las instalaciones”, agregó.

Familiares que se desplazaron al albergue responsabilizaban directamente de los maltratos a Verduzco, quien fue detenida, junto con otros ocho trabajadores. Custodiada por las autoridades, la fundadora fue llevada a un hospital de Zamora en la tarde del miércoles por problemas de estrés.

Lucía Carranza dijo que dejó a su hijo menor al cuidado de la directora en el 2012. “Mi esposo y yo éramos jornaleros; trabajábamos en el campo y el más grande nos ayudaba; entonces, no me podía quedar con el bebé y me recomendaron el lugar”, explicó.

“ ‘Mamá Rosa’ o ‘la Jefa’ –como se conocía a Verduzco– me dijo que mi hijo iba a estar bien”, pero “no me dejaron verlo hasta los cuatro meses”, señaló la mujer, de 25 años. Según las investigaciones, los niños que nacían en la casa hogar eran registrados como hijos de Verduzco, que no permitía que los padres biológicos tuvieran la tutela sobre ellos.

La ‘familia’ Verduzco

Todos eran adoptados por la directora, o ‘la jefa’

Según su sitio en Facebook, el internado recibe a jóvenes “abandonados por sus padres: delincuentes, drogadictos o niños de la calle”. El sitio señala que los niños son adoptados por la directora (la ‘Jefa’, como la llaman), por lo que “todos llevan el apellido Verduzco” y pueden estudiar, incluso hasta licenciatura. Las camas de los menores estaban infestadas de cucarachas y ratas. “Ahí escondían las papas porque no sabían cuándo iban a comer”, dijo un policía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s